miércoles, 13 de febrero de 2008

Un poema: un barco


Esther Galindo


Explicar con palabras de este mundoque partió un barco de mí llevándome


El barco/Alejandra Pizarnik




Un hombre me prestó su barco

hundió sus dedos sobre mis sienes y me dijo

-levántate y anda-

anduve hasta la consumación de los siglos

por el vientre-cordillera

donde inicia el mundo.

De aquel barco no recuerdo mucho,

cargaba palabras para anclarse a cualquier muelle

y cuando se le acabara el océano,

escribirse una poesía para seguir navegando.

Se anidó tan dentro mío,

que desperté con su

forma en mis entrañas

1 comentario:

suicidatrunco dijo...

hola lei tu poema y me acorde del cuentito que hice de un barco se trata de un barquito que se iba bien agusto navegando pero un dia una tormenta lo azoto y el barquito siguio adelante para vivir pensando en ti, y mientras mas fuerte lo azotaban las olas el sobrevivia mas hasta quew un dia tuvo que llegar la calma y llego al muelle de tu corazon en un rio hermoso y frondoso.